Pasos para mantener la calma en caso de emergencia

By 12 septiembre, 2017Estrés

En los últimos días, el tema más sonado en nuestro país es el terremoto que vivimos la noche del jueves 9 de septiembre, y por la magnitud y sus posteriores consecuencias, es normal sentirse asustado y reaccionar mal a la hora de una emergencia; aquí te compartimos algunos tips para mantener la calma y ayudarte a cuidar tu vida.

Cuando nos enfrentamos a una situación de peligro, en nuestro cuerpo se activa la adrenalina, el miedo, el estrés y hasta el pánico. Los primeros tres tienen la capacidad de ayudar a nuestro cuerpo a que reaccione para salvar la vida en caso de una emergencia como la que vivimos el jueves pasado, pero ¿qué sucede cuando sentimos pánico?

El pánico es una sensación extrema de miedo en la cual nuestro cuerpo simplemente se queda paralizado; muchas veces el pánico se manifiesta sin razón aparente y se caracteriza por manifestar taquicardia, escalofríos, dolor en el pecho, debilidad o mareos.

Pero cuando el pánico se manifiesta en una situación de peligro, puede poner en riesgo nuestra vida, la sensación de pánico se puede deber a que el individuo experimentó un trauma previo y eso provoca que tenga una crisis, sienta un terror extremo ante una situación, no salga de su casa y se quede paralizado sin saber qué hacer.

El trastorno de pánico tiene múltiples razones, manifestaciones y tratamientos. Por esta ocasión y a propósito de los eventos naturales que vive nuestro país, te ayudaremos a mantener la calma en caso de emergencia.

  • Asegúrate de tener un plan de contingencia previo: vivimos en una ciudad que es propensa a los movimientos telúricos fuertes, debemos pensar antes cómo reaccionar a uno. Ten a la mano un kit básico de supervivencia, adelántate a los hechos, piensa en un plan para sacar a tus hijos o mascotas, ten localizadas salidas de emergencia y siéntete seguro de que puedes salir de tu casa por tus propios medios.
  • Haz caso de las alarmas: a muchos nos pasó que no hicimos caso de la alarma sísmica hasta que empezamos a sentir que el piso se movía, te recomendamos que en cuanto escuches la alarma te coloques en un sitio seguro, tienes entre 30 y 100 segundos antes de que un temblor inicie.
  • Respira profundo: sabemos lo difícil que es respirar, más si sientes miedo, pero precisamente tu respiración será clave para que tus reacciones sean más acertadas a la hora de una emergencia. Respira hondo y sostén el aire 4 segundos y luego exhala lentamente. Repite unas cuantas veces y verás cómo tu corazón y mente se calmarán Estos ejercicios te llevarán sólo unos segundos. Si necesitas más detalles para respirar acá te compartimos: dos estrategias para controlar el estrés.
  • Confía en tu cuerpo: a pesar de vivir en un mundo poco natural para nuestros instintos, nuestros cuerpos están diseñados para reaccionar al mundo exterior; confía en tu cuerpo cuando estés en una emergencia, está diseñado para sobrevivir.
  • Una vez terminada la emergencia respira hondo: regresemos al paso tres y respira para calmar a tu cuerpo de la adrenalina y el miedo. Respira hondo. Hablar también ayuda a liberar las emociones, platica lo sucedido y repasa tus reacciones, es un aprendizaje valioso en caso de otra emergencia.

Si cuentas con un plan de contingencia previo será mucho más sencillo para que te sientas tranquilo en caso de emergencia y, además, para salvar tu vida. Aquí te dejamos un kit sugerido para este tipo de eventualidades. Recuerda: de ti depende estar tranquilo y saber reaccionar ante la adversidad.

Leave a Reply